PLAN DE CONVIVENCIA

2016-17

Introducción
El Plan de Convivencia del instituto guía la elaboración de propuestas y actividades de prevención y de respuesta para mejorar la actitud de los alumnos y sus relaciones entre sí y con los profesores y el resto del personal.  Actualmente el clima del instituto es, en general, positivo y el sistema de relaciones, tanto dentro de los diferentes sectores de la comunidad educativa como entre ellos es correcto y respetuoso. El tipo de conducta problemática más frecuente y que corresponde generalmente a los alumnos de los primeros cursos de la ESO, tiene que ver con incumplimientos de deberes o conculcación de derechos de carácter leve, dificultando el normal funcionamiento de las clases. Estos comportamientos se enmiendan fundamentalmente con el diálogo y con la aplicación de las correcciones que el RRI contempla. En algún grupo de alumnos muy definido han aparecido casos de comportamientos problemáticos en el aula, que impiden que la clase se desarrolle con normalidad, interrumpiendo al profesor, incluso faltándole al respeto. Son alumnos que, por otra parte y en general, no han mostrado interés alguno por las materias impartidas, en muchas ocasiones no traen el material necesario a clase, han repetido curso alguna vez a lo largo de su escolaridad, presentan trastornos de aprendizaje y/o de conducta y acumulan un significativo retraso escolar. La edad de estos alumnos suele estar entre los 13 y 15 años y, por lo general, esperan alcanzar la edad que les permita abandonar la enseñanza obligatoria. Las conductas más reprobadas por el profesorado son las que tienen que ver con los alumnos que demuestran poco interés por sus clases, que faltan al respeto al docente y a los propios compañeros, que no trabajan, que no traen el material necesario, que no prestan atención o distraen a sus compañeros y que interrumpen la marcha normal de la clase. También se concede importancia especial a las conductas que supongan discriminación, racismo o xenofobia, especialmente ahora que están matriculándose en nuestro instituto alumnos procedentes de otros países. Especial atención merece el apartado del absentismo escolar en sus dos dimensiones: la de los alumnos que faltan a determinadas clases intermitentemente y la de aquellos que faltan de manera sostenida en el tiempo con la connivencia de sus padres. Ambas situaciones deben ser atajadas y reducidas a su mínima expresión pues colaboran, en sentido negativo, a un clima de desorden y dejadez que en nada beneficia a la normal convivencia en el instituto. A las familias les preocupan principalmente aquellas conductas de los alumnos que interfieran en los procesos de enseñanza y de aprendizaje de sus hijos, que impiden que las clases se desarrollen en las mejores condiciones y no puedan aprovecharse debidamente. Finalmente, los alumnos conceden importancia principal a que se respeten sus pertenencias y a que el comportamiento de los compañeros no dificulte el que las clases puedan impartirse con normalidad.
 
Objetivos relacionados con la convivencia y acciones de mejora. 

Para encauzar la mejora en cualquier ámbito es necesario establecer unos objetivos que, posteriormente, se han de ver reflejados en acciones concretas y proyectos de tipo preventivo o sancionador, según el caso. Este curso se van a poner en marcha una serie de iniciativas relacionadas con estos objetivos, y se trabajará en colaboración con los tutores y el departamento de orientación, los alumnos y las familias principalmente, además de la CCP para proponer nuevas medidas que permitan profundizar en las propuestas que se lleven a cabo. A continuación enumeramos y enunciamos dichos objetivos; y junto a cada uno, las acciones que creemos necesarias para poder alcanzarlos.
 
1. Asegurar el orden interno que permita conseguir en grado óptimo los objetivos educativos de nuestro instituto.
  • Velar por el cumplimiento del Reglamento de Régimen Interior: cualquier acto de indisciplina debe tener una respuesta inmediata.
  • Controlar las zonas conflictivas del patio y del instituto en general, para evitar los puntos muertos y la falta de control.
  • Controlar y sancionar de manera específica el absentismo intermitente en el interior del instituto.
 
2. Divulgar e implantar entre todos los miembros de la comunidad educativa el RRI, y muy especialmente aquellos artículos referidos a las normas internas de convivencia, a la disciplina, a la descripción y calificación de las faltas y los procedimientos de corrección de las conductas que las incumplen.
  • Trabajar a lo largo del curso diversos aspectos del RRI en el aula para mejorar su comprensión y su cumplimiento.
  • Informar a través de la página Web de todas las novedades relacionadas con la convivencia.
 
3. Concienciar a todos los miembros de la comunidad educativa de la necesidad de conocer y respetar los derechos y deberes de los alumnos, los profesores, el personal de administración y servicios y los padres.
  • Continuar con la implantación del programa de Alumnado Ayudante y promover la creación de de la figura de los mediadores.
 
4. Potenciar, dentro del plan de acción de tutoría, todas aquellas actividades que favorezcan el orden, la disciplina y el respeto mutuo, entre las que cabe destacar la elaboración y el seguimiento de las normas específicas del grupo clase.
  • Plan de Acción de Tutoría (PAT): adaptar al instituto diferentes programas educativos institucionales. Resulta adecuado afrontarlo de manera coordinada por los tutores de cada curso en sus reuniones semanales con el DO.
  • Impulsar la formación especializada para la resolución de conflictos en el aula entre los profesores.
  • Mejorar el conocimiento y la colaboración entre etapas: primer ciclo de ESO, segundo ciclo de ESO y Bachillerato.
 
5. Desarrollar el interés por el trabajo cooperativo,, fomentando el trabajo en equipo como factor de eficacia.
  • Continuar con los diferentes programas que fomentan la participación del alumnado más allá de lo estrictamente académico y lectivo, entre los que destacan: “Jornadas culturales”, “Campeonatos escolares”, “Muestras de Fin de Curso” (Musicales y Teatrales) y “Concursos organizados por los Departamentos”.
  • Colaborar en proyectos y actividades de solidaridad.
 
6. Favorecer las situaciones en las que el alumno pueda participar en la organización, desarrollo y evaluación de los diferentes aspectos de la vida académica.
  • Abrir en la página Web buzones de sugerencias y de quejas.
  • Convocar al menos mensualmente reuniones de la Junta de Delegados.
7. Mantener, por parte del profesorado y resto del personal, una línea de conducta coherente, uniforme y sistemática en el tratamiento del orden y la disciplina.
  • Simplificar y centralizar el proceso sancionador.
  • Proponer temas consensuados de trabajo entre departamentos.
 
8. Propiciar la colaboración con las familias a través de un intercambio constructivo de informaciones que permita unir esfuerzos para lograr fines comunes y creación de cauces de comunicación.
  • Organizar charlas sobre temas de interés. Se ofrecerían también a los padres de los colegios de la zona.
  • Agilizar las comunicaciones a través del correo electrónico de padres y alumnos.
  • Controlar el absentismo.
  • Informar de las ausencias a la mayor brevedad posible, registrándolas en la plataforma SIGAD..
  --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
Programa de Alumnado Ayudante
 
Este es el tercer curso que este centro cuenta con esta figura, que está siendo muy bien aceptada por los alumnos y alumnas de ESO. El Departamento de Orientación se encarga de la difusión, formación y coordinación de la actuación del Alumnado Ayudante
 
Tutorías individualizadas con alumnos.
 
Se ha impulsado por parte del Equipo Directivo la implantación de la figura de tutores individuales, habiendo tenido una buena aceptación por parta del profesorado, que voluntariamente se ha ofrecido a desempeñar esta labor.

Comments